Hay que hacer caso al doctor